Estudiar en el extranjero: una experiencia fundamental para una formación internacional completa

Vivir y estudiar en el extranjero es una de las experiencias más enriquecedoras en la vida del estudiante. A la vez, es una apuesta de futuro que le abrirá puertas en su etapa profesional. Con la globalización, ser capaz desenvolverse con soltura en un entorno internacional es muy algo muy valioso. Por eso, cada vez es mayor el número de alumnos que decide completar su formación con una estancia en otro país.

Los múltiples beneficios de estudiar en el extranjero

Pero hay más razones para vivir una experiencia en otros países, que explican además la importancia de la visión internacional de la formación:

  • Aprender otro idioma: la mejor manera de estudiar una lengua extranjera es vivir en el país en donde sea el idioma oficial. Que un estudiante se comunique a diario con sus compañeros y profesores en ese idioma acelera en gran medida la curva de aprendizaje, aportando mayor conocimiento que los cursos de idiomas tradicionales.
  • Estudiar en una institución de prestigio: además de elegir el país de destino, hay que valorar que el centro en el que se curse sea relevante. Así se consigue un plus en el currículum, en la formación y en la experiencia vital del alumno.
  • Crecimiento personal: vivir una temporada en el extranjero hace crecer en autonomía, además de permitir desarrollar nuevas competencias y habilidades. Los estudiantes salen de su zona de confort y del entorno de protección familiar. Por ello deben asumir más responsabilidades y obligaciones, así como mejorar su capacidad de adaptación a los cambios.
  • Establecer una red de contactos internacional: durante la estancia en otro país, el alumno conoce estudiantes de todas las nacionalidades. Comparten intereses y se enriquecen mutuamente tanto en el plano académico como en el personal, al poder conocer culturas distintas. Además, de los lazos forjados durante la formación en el extranjero pueden surgir grandes relaciones de amistad y también relaciones profesionales.
  • Una oportunidad internacional: estudiar en el extranjero es vital para quien proyecta desarrollarse laboralmente fuera de nuestras fronteras. Durante una estancia internacional, el alumno perfecciona su dominio del idioma, además de recibir por parte del profesorado orientación sobre las particularidades del mercado de trabajo de ese país.

A estas ventajas hay que sumar que vivir fuera permite expandir los horizontes, abrir la mente y practicar la tolerancia. Sin duda, en el terreno personal es donde esta vivencia resulta diferenciadora. Viajar al extranjero amplía las referencias vitales: conocerán nuevos amigos, se sumergirán en una cultura distinta y madurarán al intentar resolver por sí mismos los pequeños obstáculos del día a día. Por otro lado, llegado el momento de incorporarse al mundo laboral, la experiencia en el extranjero reflejará mucho mejor que un segundo idioma los conocimientos de la lengua, así como las habilidades relacionadas con la toma de decisiones y la autonomía.

La oferta del Colegio CEU San Pablo Sanchinarro

Nuestro centro ofrece intercambios y estancias en el extranjero, además de un programa de emprendimiento de voluntariado internacional y experiencias colaborativas con centros de otros países. También proponemos al alumnado que finaliza ESO la posibilidad de realizar el Bachillerato Internacional, con asignaturas muy prácticas y orientadas a resultados.

Por otro lado, los Programas de Inmersión Lingüística son una gran ventaja para el aprendizaje de una lengua extranjera, al fomentar el desarrollo de las habilidades de comunicación imprescindibles para desenvolverse en entornos internacionales. El alumnado participante aprende y perfecciona el idioma en el país de origen junto a personas nativas a través de estancias en el extranjero y de campamentos internacionales.

Comments are closed.