El 25 de enero celebramos la Conversión de San Pablo, el patrón del CEU

La familia CEU celebramos cada 25 de enero la fiesta de nuestro Patrón, elegido por ser el primer gran misionero de la historia y por entregar su vida a propagar la fe cristiana.

Esta festividad es muy importante para nuestro Colegio, cuyo proyecto educativo está basado en los principios del humanismo cristiano.

Conversión de San Pablo

Pero, ¿quién fue San Pablo?

San Pablo nació en Tarso, entre 5 y 10 años después que Jesús. Tenía raíces judías, pero se convirtió al cristianismo en Damasco. Precisamente se dirigía a ese lugar para perseguir a cristianos.

De camino hacia Damasco fue cegado por un rayo de luz, lo que provocó que se cayera de su caballo. Escuchó entonces la voz de Jesús, que le dijo que fuera a la ciudad. Allí recuperó la vista y pudo ser testigo de todas las buenas obras de Jesús. Fue entonces cuando se convirtió y comenzó a enseñar el Evangelio.

De esta forma, el que fue perseguidor se convirtió en apóstol y en uno de los principales testigos de Cristo en el mundo.

La importancia de una educación integral

En el Colegio damos importancia a la excelencia académica pero también al desarrollo personal y espiritual de nuestros alumnos. Nuestro objetivo es educar en valores, para que nuestros niños sean unos ciudadanos y profesionales del futuro que ayuden a formar una sociedad mejor.

Una chocolatada de la APA para celebrar juntos

Lo pasamos genial en este encuentro de familias y Colegio. ¡Gracias San Pablo por tu poder de convocatoria! Las premiadas de esta edición fueron:

Primer premio: Rocío Ávila Vidal.

Segundo premio: Carlota Luque Villaverde.

Tercer premio: Carlota García Gómez.

Concurso chocolatada

 

Comments are closed.