El marco de convivencia convierte al Colegio en un óptimo entorno de aprendizaje y crecimiento personal

El Colegio CEU San Pablo Sanchinarro tiene como objetivo ofrecer una formación integral orientada a la excelencia y en base a los valores del humanismo cristiano. La doctrina de la Iglesia Católica es nuestra guía hacia la transformación de la sociedad. Queremos que nuestros alumnos formen parte de este cambio a un mundo más justo y solidario en el que el lograr el bien común es la meta central.

Para alcanzar estos objetivos educacionales y conseguir que nuestros alumnos crezcan en conocimientos y valores, en el Colegio observamos un marco de convivencia que ordena las relaciones de la comunidad educativa. Conseguimos así un entorno favorable al trabajo en el que formamos a personas autónomas, respetuosas y decididas a lograr su propio bien y el de los demás. Todo con libertad y responsabilidad y con una vida social llena de alegría y optimismo.

Un día a día lleno de respeto, amabilidad y alegría

La disciplina es, en el Colegio CEU San Pablo, el medio para lograr todas estas metas. Queremos que nuestros niños y jóvenes respeten las normas con el convencimiento de que es lo mejor para sí mismos y para la comunidad, no por temor a ser sancionados. Así, y como no podía ser de otra manera, el personal del Colegio está comprometido con estos valores y aporta lo más valioso que podemos hacer desde el mundo adulto: enseñar con nuestro ejemplo. Conseguimos con ello un ambiente respetuoso y cordial entre todos los miembros de la comunidad educativa.

Un alumno CEU lo es en cualquier momento del día, no solo en el Colegio. Pero lo es especialmente cuando viste el uniforme. Esperamos que se comporte siempre con educación y se relacione desde el respeto a la diversidad, con amabilidad, un lenguaje correcto, buenos modales y puntualidad. Además, transmitimos a los alumnos más mayores su labor de atención y protección a los más pequeños y a aquellos compañeros con discapacidad. En esta línea trabajamos el proyecto CEU AVE contra el acoso escolar, un programa pionero que previene la aparición de conductas negativas en el Colegio, poniéndoles freno antes de que se produzcan y otorgando el papel de supervisión y control al propio alumnado.

Entre todos conseguimos que el Colegio sea un entorno seguro y de confianza en el que se puede desarrollar de forma óptima el aprendizaje y, además, crecer como personas. Contamos también con el imprescindible compromiso de las familias para apoyar esta motivadora labor que es educar a la ciudadanía del futuro.

Comments are closed.