Más del 80% de los estudiantes llevan mochilas con sobrepeso

Según el estudio que ha elaborado la alumni del Grado de Fisioterapia Rebeca González de Castro, con la dirección del profesor de fisioterapia Francisco García-Muro, el 80,4% de los escolares cargan mochilas demasiado pesadas.

La recomendación de la OMS (Organización Mundial de la Salud) indica que el alumnado debe cargar como máximo un 10% de su peso corporal, al margen de su sexo. Ese porcentaje tan elevado se supera en muchos casos, como explicamos con más detalle a continuación.

Un análisis del peso que cargan en su mochila los escolares

Para el estudio fueron observados 102 estudiantes, 43 de sexo femenino (42,15%) y 52 de sexo masculino (51,96%). Las edades comprendían los 6 y los 12 años, y todos estudiaban en 24 colegios de la Comunidad de Madrid.

Según se pudo concluir, hasta un 47,6% de los estudiantes de entre 10 y 11 años llevaban mochilas demasiado pesadas. Entre los 7 y 8 años, este porcentaje bajaba hasta el 35%. Todos ellos cargaban pesos de más del 15% de su peso corporal.

Así, como media, este grupo de alumnos llevaba un 13,23% de su peso corporal, si bien no ha habido ninguno que superase el 30%. Eso sí, 6 de ellos, que suponen un 5,88% del total, cargaban más del 20% de su peso corporal.

sobrepeso en la mochila

Es en 5º de Primaria el curso en el que se ha observado mayor sobrepeso en las mochilas, que alcanza a un 59,2% del alumnado.

Si observamos qué sucede en otros países, tenemos por un lado a Italia y Grecia, con una tasa media de entre el 22 y el 27,5% de su peso corporal. Superan el 30% hasta un 46% del alumnado. En el lado contrario está Japón, en donde solo el 3,3% % de los alumnos lleva más del 10% de su peso corporal en la mochila.

Consecuencias de cargar una mochila demasiado pesada

La más lógica es la fatiga muscular, lo que hace que los alumnos caminen más lento. Además, si llevan una vida sedentaria o practican poco deporte, tendrán más posibilidades de sufrir problemas de espalda. El dolor de cuello y hombros es el síntoma más habitual que señala la necesidad de reducir el peso de la mochila.

Además, si cargan mucho tiempo y con mucha frecuencia con más peso del que deben, los alumnos pueden ver afectada su postura corporal, sufrir tropiezos y caídas.

Es muy importante que elijamos bien la mochila que van a utilizar los niños durante el curso. Debe ser de su talla, cómoda, acolchada y que reparta bien el peso. También es una alternativa transportar las cargas más pesadas con un carrito-mochila.

Comments are closed.