CONÓCENOS

EL CENTRO

La institución CEU

El Colegio CEU San Pablo Sanchinarro fue fundado en 2010 por la Fundación Universitaria San Pablo CEU, una institución que trabaja desde hace más de 80 años para promover la formación integral de la persona en todos los niveles educativos.

La Fundación, creada en 1933 por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), nace con la misión de contribuir a la mejora y al avance de la sociedad mediante la búsqueda de la excelencia académica y profesional, la innovación en sus proyectos educativos y la formación de sus alumnos en valores y virtudes humanas.

Actualmente cuenta con 25 centros docentes en toda España donde se imparten más de 190 programas educativos, que abarcan desde la Educación Infantil hasta Posgrado y Formación Profesional. Posee sedes en Madrid, Barcelona, Valencia, Vitoria, Murcia, Alicante, Castellón, Vigo, Jerez, Elche, Sevilla y Valladolid.

Fiel a su intención de contribuir al avance y mejora de la sociedad, cuenta además con numerosos institutos de investigación e importantes iniciativas sociales, como el Congreso de Católicos y Vida Pública.

La Fundación, creada e inspirada en el carisma de la ACdP, institución de la Iglesia Católica, se caracteriza por la transmisión de la fe a través del apostolado seglar en la vida pública. Con esta finalidad, la actividad de la organización y de su entidad fundadora se orienta a la búsqueda de la verdad, la justicia y la defensa del ser humano desde una concepción integral de la persona.

El director

Queridas familias:

En el Colegio CEU San Pablo Sanchinarro llevamos trabajando en la tarea educativa desde hace casi diez años para lograr sacar lo mejor de cada uno de los alumnos que pasan por nuestras manos. Desde el primer momento de su creación, nuestro objetivo ha sido crear un clima de confianza, exigencia y alegría que permitiera a nuestros alumnos aprender y desarrollarse como personas bajo el prisma del Humanismo Cristiano y el carisma de la Asociación Católica de Propagandistas; en el CEU entendemos que lo que hagamos en el presente en favor del aprendizaje de nuestros alumnos dará sus frutos el día de mañana.

Todos nuestros esfuerzos entre tradición e innovación, van dirigidos a que los alumnos del Colegio logren potenciar sus habilidades y virtudes y transformen sus debilidades en oportunidades de mejora. De esta manera, la tolerancia, el respeto, la generosidad, la justicia, la alegría y el optimismo, la resiliencia y en general, la posibilidad de aprender de los errores propios y ajenos, ayudan a cada uno de nuestros alumnos a desarrollar lo mejor de sí mismos. Somos CEU, lo que nos exige una manera de educar y ser muy diferente a la de otras instituciones educativas.

Para ello, contamos con el mejor equipo de profesionales, profesores y personal no docente, que se esfuerzan día a día en educar en esta excelencia académica y personal característica de nuestro Colegio.

Les animo a todas las familias que quieran la mejor educación para sus hijos, vuestro bien más preciado, que vengan a conocernos. Como director del Colegio les invito a caminar de la mano en esta apasionante travesía.

Un abrazo
Carlos Ortiz Sanchidrián Director

Proyeco educativo

El Colegio CEU San Pablo Sanchinarro basa su proyecto educativo en la búsqueda de la excelencia de los alumnos en todas sus dimensiones: física, académica, personal y espiritual.

Declaración de principios

El proyecto educativo del Colegio CEU San Pablo Sanchinarro tiene por objetivo la formación de personas en un sentido amplio y plural. Defendemos que la educación no se agota en la instrucción académica, sino que trasciende la mera transmisión de conocimientos para convertirse en el arte de enseñar a vivir y, lo que es más importante todavía, de aprender a convivir. Por este motivo, tenemos el firme compromiso de guiar a nuestros alumnos con los valores fundamentales de la libertad y la igualdad, incidiendo en la importancia de la democracia y el respeto de la diversidad de opinión.

El fundamento de nuestro proyecto se asienta sobre los principios del humanismo cristiano y la entrega al servicio del prójimo. Como reza nuestro carisma fundacional: «Católicos para la vida pública». Nuestro ideario promueve la práctica solidaria, la interculturalidad –no como estrategia para aceptar las diferencias, sino con el propósito de destacar la propia virtud de lo distinto–, la afiliación comunitaria, el respeto medioambiental, la protección de los derechos humanos y, en especial, la atención de las necesidades de las minorías y de los colectivos en riesgo de exclusión social. Consideramos que estos son los principios que van a dotar a nuestros alumnos de la conciencia global idónea para participar en un mundo cada vez más interconectado.

Asimismo, la aplicación responsable de la tecnología como recurso pedagógico, la interdisciplinariedad, la innovación y la creatividad son las señas de identidad de nuestra metodología docente, un anhelo incesante de ofrecer a nuestra comunidad educativa las mejores herramientas y estrategias didácticas al servicio de una formación dirigida al bien común. Entendemos que la enseñanza de competencias y actitudes no es un fin en sí mismo, sino un medio para que nuestros alumnos consigan en el futuro algo más que un acomodo profesional; es decir, la oportunidad de ser referentes morales y agentes de transformación.

Somos conscientes de la envergadura de nuestras aspiraciones. Pero estamos convencidos de que la labor educativa es una ventana abierta a la utopía. Educar es, probablemente, el mayor desafío que se puede abordar. Hace tiempo ya que aceptamos semejante reto. Ahora solo nos importa emprenderlo con más éxito cada día.